Lo Que El Viento No Se Llevó

Galardonada con 8 premios de la Academia, “Lo que el viento se llevó” tuvo su premiere en Atlanta en diciembre de 1939 y que fue estrenada a nivel comercial en Estados Unidos en enero de 1940. Su éxito fue arrollador en taquilla y con el paso de los años, se ha consagrado como uno de los grandes clásicos del cine.

La historia del film inicia en Georgia, 1861, en la elegante mansión sureña de “Tara”, ahí vive Scarlett O’Hara, interpretada por Vivien Leigh, la joven más bella, caprichosa y egoísta de la región. Ella suspira por el amor de Ashley; rol que perteneció a Leslie Howard, pero él está prometido con su prima, la dulce y bondadosa Melanie.

En la última fiesta antes del estallido de la Guerra de Secesión, Scarlett conoce al cínico y apuesto Rhett Butler, un vividor arrogante y aventurero, que sólo piensa en sí mismo y que no tiene ninguna intención de participar en la contienda, interpretado magistralmente por Clark Gable. Lo único que él desea es hacerse rico y conquistar el corazón de la hermosa Scarlett…

“Lo que el viento se llevó”, es una película intensa, arrebatada y arrebatadora, deslumbrante y emotiva, triste y cruel. Cuenta una historia compleja, en la que todo encaja con una precisión milimétrica, gracias a la pasión de sus creadores.

La cinta se beneficia de la presencia del personaje femenino más memorable de la historia del cine, Scarlett O’Hara. Seductora, caprichosa, cruel, atractiva, manipuladora y apasionada. Estos y otros adjetivos se le pueden aplicar a una mujer que nos lleva en un viaje lleno de tropezones desde su adolescencia hasta una madurez que es como un nuevo renacer.

En este viaje, conocemos desde las fascinantes tierras de “Tara” hasta la bulliciosa Atlanta, desde la campestre vida de los hacendados sureños, hasta la más cruel y dolorosa visión de la guerra.

Un viaje en el que nos encontramos con personajes memorables, aunque ninguno supera en fuerza a la protagonista. Solo el descaro y la ironía del gran Reth Buttler es capaz de poner en su sitio la egoísta desesperación de Scarlett.

Para el recuerdo quedan secuencias históricas, que incluso, quienes no han visto la película sabrían reconocer. Scarlett poniendo a “Dios por testigo”, Reth Buttler diciendo: “francamente querida, eso ya no me importa”, o el memorable: “mañana será otro día”. Por esto y otras razones más, “Lo que el viento se llevó” es un clásico con licencia para durar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post

Desierto, La Delgada Línea Amarilla y Las Elegidas, máximas candidatas mexicanas a las nominaciones de los IV Premios PLATINO del Cine Iberoamericano.

Madrid, 4 de abril de 2017. – La Caja Mágica de Madrid será la sede de la gala de entrega de la cuarta edición de los Premios PLATINO del Cine Iberoamericano el próximo sábado 22 de julio.[...]

Charles Chaplin

Era el año de 1972 cuando la mayor ovación se hizo presente en los Premios de la Academia, durante el reconocimiento honorífico a la trayectoria de uno de los actores, directores y escritores[...]

CONVOCATORIA 15º FICJM

Tras finalizar con un éxito rotundo la primera etapa del 14º Festival Internacional de Cine Judío en México, que sumó más de 20 mil asistentes, con presencia en 13 complejos Cinépolis Sala de[...]