El nuevo esplendor del cine mexicano

Desde los años 60, en México no se habían rodado tantas películas como hoy en día. Ahora, el siguiente reto que se plantea es tener acceso a las salas de proyección.

A continuación algunos datos duros.

En 2016 se produjeron 162 largometrajes, la segunda cantidad más alta desde 1958, según datos del Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2016, publicado por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

La producción de documentales alcanzó récord histórico con 66. A partir del 2010, el IMCINE contabiliza por separado este género. El más exitoso fue Bellas de noche, de María José Cuevas.

En los últimos años, el crecimiento del PIB nacional ronda en el 2.0 % y el del cine cerca del 6.0 %. En 2016, el 58 % de las películas fueron financiadas con apoyo del gobierno y el 32 % por la iniciativa privada. Este último fondo crece por tercer año consecutivo.

De las 162 películas, 37 fueron dirigidas por mujeres, que representa el 23 % del total. Diez años atrás solo ocho películas fueron obra de una directora. La presencia de la mujer en la dirección crece año con año.

El costo promedio de una película hecha por el cine mexicano ronda en el millón de dólares. Es una cantidad muy menor comparada con la industria cinematográfica de los países desarrollados, en particular Estados Unidos.

En 2016 se vendieron 321 millones de entradas a los cines. Equivale a que cada mexicano fue poco menos de tres veces a ver una película. En 2015 se vendieron 286 millones de entradas. De un año a otro la diferencia es de 35 millones.

De ese total, 30.5 millones, poco menos del 10 %, vieron cine mexicano. Es la cantidad más alta desde 2013. El 90 % de las películas que se exhiben provienen de la industria estadounidense.

Las grandes compañías distribuidoras controlan lo que entra o no a los cines. Privilegian las películas estadounidenses y las mexicanas tienen pocos espacios para darse a conocer.

Las descargas ilegales y la piratería afecta al cine mexicano. Entre 2014 y 2016 se registraron 34.6 millones de descargas de películas en sitios no legales, según IMCINE.

En las plataformas digitales que ofrecen películas de manera legal, bajo un pago, seis de las más importantes ofrecen películas mexicanas: Clarovideo 506, FilminLatino 449, iTunes 239, Cinépolis Klic 205, Netflix 195 y Blim 151.

Los estrenos del cine nacional tuvieron 8.5 millones de descargas en 2016 y de éstas el 44 % fueron ilegales. En 2015 llegaron solo al 18 %.

Ante el inevitable apogeo del cine mexicano se plantean los siguientes retos: ¿Cómo llegar a las salas de cine? Y ¿Cómo concientizar al público del terrible daño que hace a la industria las descargas ilegales del mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related post

Premios Platino del Cine Iberoamericano, Abril 2018

V Edición; Riviera Maya, México. Con gran emoción compartimos que la siguiente edición de los premios más importantes del cine iberoamericano se llevarán a cabo en uno de los lugares más[...]

Las 10 mejores películas de Futbol

Nos gusta el deporte. Vemos carreras de automóviles, esgrima, partidos de boliche, beisbol, basquetbol, natación, entre otros; pero no hay nada más emocionante n que nos emocione tanto como el[...]

TIM BURTON

Timothy Walter Burton es un director, productor, escritor y diseñador estadounidense, nacido en Burbank, California, en el año de 1958. Su trabajo destaca por el ambiente oscuro donde se[...]